Los representantes de la Organización Indígena Takana Amazónica de Pando OITA firmaron ayer lunes 2 de julio,  por la tarde un acuerdo con el Ministerio de Gobierno para la atención de sus demandas y anunciaron su alejamiento de la IX Marcha, que llegó la pasada semana a La Paz.

Isaías Racúa, representante del Multiétnico II, dijo que los representantes del Pueblo Takana firmaron el acuerdo ante la falta de voluntad para lograr un consenso de los dirigentes de la IX Marcha.

"Viendo de que nuestros representantes no tenemos interlocutores validos hemos resuelto de manera voluntaria presentar nuestras demandas al
Ministerio de Gobierno", explicó Racúa.

Asimismo, valoró la apertura del Gobierno para atender sus demandas.

"Agradecerle al Ministerio de Gobierno en tener esa buena voluntad, nos va a beneficiar a nuestra comunidades", subrayó al referirse al acuerdo suscrito con el Gobierno.

Por su parte, el Ministro de Gobierno, Carlos Romero, explicó que la representación del
Pueblo Tacana promovió y firmó el acuerdo "de manera voluntaria". 

    "Es una organización que ha participado de la IX Marcha y que partir de la firma de este acuerdo abandona esa movilización", informó.

    El convenio establece la participación en la elaboración y "consensuación" de la Ley de Desarrollo integral de la Amazonia y Ley de Pesca.

 Además, el pedido al Estado para un mayor control y regulación sobre el aprovechamiento aurífero en el Río Madre de Dios y la participación en los beneficios.

"El órgano ejecutivo se compromete a promover y facilitar la participación del Pueblo Indígena Takana de la OITA en la elaboración y consenso de las leyes de Desarrollo Integral de la Amazonia y Ley de Pesca", remarca el convenio.

"El Gobierno nacional reconoce la necesidad de sentar soberanía por parte del Estado Plurinacional sobre los recursos auríferos del Norte Amazónico. A su vez, el Gobierno se co0mpromete a implementar proyectos de desarrollo productivo con identidad a favor de las comunidades del Multiétnico II que se encuentran en la ribera del Río Madre de Dios", complementa el documento.