Avión de Evo Morales parte de Viena para hacer escala en Canarias de vuelta a Bolivia

 
El avión oficial del presidente de Bolivia, Evo Morales, ha abandonado este miércoles el aeropuerto de Viena después de una escala forzosa de más de 13 horas. Morales y su comitiva, que incluye al ministro de Defensa, Ruben Saavedra, han salido rumbo a España para hacer una parada técnica en Las Palmas de Gran Canaria, en su camino a La Paz.


Según las autoridades bolivianas, el avión de Morales tuvo que aterrizar en la capital austríaca porque Francia, Portufal e Italia negaron los permisos al aparato   para cruzar su espacio aéreo o repostar. Las autoridades bolivianas aseguran que los países europeos sospechaban que el extécnico de la CIA,  Edward Snowden  , podría encontrarse a bordo del avión presidencial.
video
El propio Morales había afirmado que España había concedido inicialmente el permiso para repostar en Canarias, pero que dicho permiso fue posteriormente anulado.
El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha  asegurado que España "en ningún caso" prohibió al  presidente boliviano aterrizar en territorio español.

Según Margallo, el Gobierno español dio una autorización para que Morales hiciera escala en las Islas Canarias, pero el avión "no  aterrizó en el plazo previsto", por lo que posteriormente se solicitó  "una ratificación" de dicha autorización, que se ha producido a primera hora de la mañana. 
Margallo ha negado también que se solicitase "registrar el avión" antes de su partida.

LA POLICIA REGISTRO EL AVION

Antes de la partida, la Policía austríaca comprobó que Snoeden no se encontraba a bordo del avión de Morales. Según ha informado el ministro de Exteriores austríaco, Michael Spindelegger, un agente llevó a cabo un "registro voluntario", autorizado por el piloto del avión presidencial. "Tras este registro voluntario podemos descartar que haya una persona a bordo que no tenga la nacionalidad boliviana", ha señalado el ministro austríaco.

"Es una información importante para todos que no haya un polizón a bordo del avión presidencial. Se ha tratado de un rumor tan persistente que ha causado problemas mundiales", ha reconocido Spindelegger.

El embajador de Bolivia ante Naciones Unidas, Sacha Llorentty, ha calificado lo sucedido como "agresión" y ha mostrado su convencimiento de que la orden para impedir el vuelo del avión presidencial partió de los Estados Unidos. Bolivia pedirá al secretario general, Ban Ki moon, que investigue lo sucedido.
video
El paradero del extécnico de la CIA es desconocido, aunque las últimas informaciones, confirmado por las autoridades rusa  , le situaban en el área de tránsito del aeropuerto de Sheremétyevo, en Moscú. Allí llegó,  procedente de Hong Kong, el domingo 23 de junio, con un salvoconducto emitido por la embajada de Ecuador en Londres. "En este momento, no sabemos dónde está", informa, desde Moscú, el corresponsal de TVE, Carlos Franganillo.

EMBAJADOR ESPAÑOL INTENTO SUBIR A BORDO,  según Morales

Morales ha indicado que, durante la madrugada, el embajador de España en Viena, Alberto Carnero, acudió al aeropuerto y le pidió que le invitara a tomar un café en el avión.

"No se lo podía permitir. Primero, no soy ningún delincuente. Y segundo, ustedes saben, por normas internacionales, que un avión oficial, el presidente, tienen inmunidad y es inviolable", ha explicado Morales, en declaraciones recogidas por Efe. 

El presidente boliviano ha insistido en que no accedió a esa petición "por una cuestión de dignidad".